Siempre que subas la Intensidad subirás también la potencia, recuerda:

  • potencia = Intensidad al cuadrado x la resistencia de los tejidos atravesados.

La potencia elevada siempre tenderá a elevar el calor, ya que:

  • calor = potencia x tiempo

Si el tejido no admite calor elevado, no te quedará otro remedio que disminuir la intensidad, para que la potencia baje y aumentar el tiempo para que entregues la misma dosis. Es decir si bajas la potencia sube el tiempo y conseguirás la misma dosis, pero con menos calor. Dicho de otra forma, el calor total de una sesión, si ésta es más larga, la persona habrá tenido más tiempo en disiparlo y su sensación subjetiva sera menos intensa.