Teresa de la Cierva. MADRID Actualizado:

Todo lo que toca Cristiano Ronaldo –el único que atesora 200 millones de seguidores en Instagram– se convierte en oro. Cuando semanas atrás sorprendieron al delantero de la Juventus de Turín llevando en el carrito de las maletas una extraña máquina con aspecto de desfibrilador, la noticia y la máquina en cuestión, se convirtieran en trending topic. Pero CR7 está muy lejos de necesitar descargas en el corazón. Lo que en realidad llevaba era un equipo de radiofrecuencia llamado R200, con el que muchos deportistas de élite, como Pau Gasol, se recuperan de las lesiones y se preparan para los partidos más importantes. De hecho, el baloncestista español zanjó hace unos años una polémica sobre unas insinuaciones de dopaje, publicando en las redes una foto suya con su fisioterapeuta, en la que aclaraba que su rápida recuperación de una lesión se debía al dispositivo en cuestión.

Esta tecnología, que se conoce como hipertermia activa, tiene un efecto antiálgico, antiinflamatorio, antiedematoso y cicatrizante, y acelera los procesos de curación. Pero también tiene utilidad como regenerador cutáneo, y tanto Tamara Falcó como Amaia Salamanca mantienen su piel firme con ayuda de estas ondas de radiofrecuencia, en el salón de Carmen Navarro. «Eleva la temperatura interna del cuerpo, produciendo efectos biológicos como tonificar, reducir, remodelar, reafirmar», explica esta esteticienne. «Las terapeutas trabajan el rostro o el cuerpo con sus manos, transmitiendo la energía a través de los manguitos, y es tan potente su efecto que ellas mismas notan mejoría en sus uñas, e incluso se curan de las lesiones que muchas veces tienen en manos y brazos de dar tantos masajes», asegura Carmen.

«Es un todoterreno capaz de tratar acné y rosácea, difuminar cicatrices y estrías, combatir la celulitis, prevenir la caída del cabello e incluso preparar la piel antes de cualquier operación de estética», añade.

Y ahora, la última aplicación (y moda) ha sido aprovechar todas estas bondades durante el entrenamiento personal. La fisioterapeuta y entrenadora Teresa Calderón, formadora de la máquina para toda España, ha diseñado «Radiotrainer», un sistema de puesta en forma que se realiza conectado con esta herramienta, y combina los ejercicios de preparación para deportistas con otros de fortalecimiento muscular que, junto con los efectos de la diatermia, aumentan la nutrición y la oxigenación de las células, acelerando el metabolismo (¡y la quema de calorías!) y activando la circulación y el drenaje. «Es el método perfecto para los que necesitan perder volumen, mejorar su forma física o fortalecer la musculatura en un tiempo récord», cuenta José Balaguer, director de Ikons Gallery, el espacio donde se realizan las sesiones. «Gustará especialmente a los más perezosos porque en menos sesiones, se consiguen mas resultados», apunta. «Además, reafirmamos la piel mientras hacemos ejercicio, ya que la radiofrecuencia aumenta la oxigenación y la nutrición de la piel, y compacta el colágeno. Y, por supuesto, se previenen las lesiones o, si ya las tenemos, se acorta el tiempo de recuperación, reduciendo el dolor, la inflamación, los hematomas, la sensibilidad y la movilidad». ¿Quién se apunta a este «cuatro en uno»?