Los médicos rompen por fin el silencio en España.